sábado, 4 de octubre de 2008

¿A qué hora?


¿A qué hora empieza la clase? Me preguntó una alumna adulta, casada con dos hijos, al comenzar mi primera clase con su grupo. La miré asombrada pues no entendía el por qué de la pregunta ya que ellos sabían que estaban matriculados en mi grupo y que según les habían informado en secretaría la clase era de 9.00 a 11.00. ¿A qué te refieres? le dije. Ella volvió a repetir lo mismo: ¿A qué hora empieza la clase? Yo le pregunté entonces: ¿A qué hora empezamos nosotros? y me dijo a las 9.20 o así. Entonces ya me dí cuenta de por dónde pretendía ir y una que tiene muchas tablas a estas alturas de la película le dijo: Ah, quizás llegué un poco tarde porque estuve hablando con el director por el camino, lo cual era efectivamente cierto, de todas maneras, la clase empieza a la 9.00 horas y si no empieza a las 9.00 entonces es que yo me he retrasado, lo cual ocurrirá alguna vez. Y ahí dejé el tema.

Yo tengo muy claro que en eso soy como el Rey: nunca llega tarde porque todo acto empieza cuando él llega. Cuando yo soy profesora me pasa lo mismo: mi clase sólo comienza cuando yo llego.

Después he estado observando a la alumna en cuestión y me he dado cuenta de que lo que buscaba era llamar mi atención desesperadamente.... por lo que he decidido no responder a sus demandas y hacer que su llamada no tenga la respuesta que ella espera. Veremos a ver lo que pasa porque en este oficio uno tiene que ser un poco de todo...

4 comentarios:

Blanca dijo...

No siempre se puede llegar puntual a la clase..., algún tema que tratar con el dire, como en tu caso, algún tema urgente que resolver...yo procuro pasar primero por la clase y explicar el motivo por el que voy a tardar...o enviar algún recado...
Me gusta la puntalidad para mí y para l@s alumn@s.
Un abrazo

tanci dijo...

Yo no creo tanto que lo que buscara era llamar la atención. A mi parecer esa alumna es poco flexible y bastante exigente.Estoy de acuerdo que hay situaciones en las que un retraso tiene justificaciones más que sobradas. Ya se encargará el profesor de sacar rendimiento y recuperar esos 20 minutos o así " de retraso".Siendo una alumna adulta, es de suponer que determinados comportamieentos están más que superados. Y no digo que se deba excusar el retraso por norma, no. Lo que intento decir es que la alumna no esperó al menos a una explicación por parte del su profesor.Y de una manera " políticamente correcta" ¿se dice así ahora a la diplomacia?, le quiso dar a entender a su profesor de su retras. Cosa estúpida ya que era evidente y obvio. Por lo tanto no había necesidad de eso. Pero hay adultos que necesitan toda la vida poner los puntos sobre las ies, y a ese paso recargan mucho las situaciones...

Conchi dijo...

Te invito a participar en un proyecto educativo. Pásate cuando puedas por mi blog, ¿vale?. Espero que puedas hacerlo a pesar del trabajo.
Un abrazo
Conchi

DAISY dijo...

caray con la alumna!! yo por lo general intento estar ountual pues mis niños tienen 7 años (son de 2º)y es conveniente no dejarles solos. Pero si alguna vez ocurre algo así que llegues tarde porque llego de alguna reunión no se quejan, son tan peques todavía!! besos

PD Te he adjuntado a mi blog, espero no te importe.